Movimientos de efectivo

Todas las personas, por cuenta propia o de tercero, deberán presentar DECLARACIÓN PREVIA, cuando realicen los siguientes movimientos (artículo 34 de la Ley 10/2010):

  • Salida o entrada en territorio nacional, con medios de pago (billetes, moneda o cheques al portador), por importe igual o superior a 10.000 euros o su contravalor en moneda extranjera.
  • Movimientos internos, dentro del territorio nacional, con medios de pago (billetes, moneda o cheques al portador), por importe igual o superior a 100.000 euros o su contravalor en moneda extranjera.

La omisión de la declaración, o la falta de veracidad de los datos declarados, determinará la intervención de la totalidad de los medios de pago, salvo el mínimo de supervivencia que se determine (hasta 1.000 €).

 

RÉGIMEN SANCIONADOR

El incumplimiento de la obligación de declaración previa de los movimientos de pago constituye una infracción grave, por la que se impondrá sanción, (artículo 57.3 de la Ley 10/2010) , consistente en:

Multa, entre 600 € y el 50 por ciento del valor de los medios de pago intervenidos y amonestación pública o privada.