Preguntas frecuentes

1. ¿Qué tipo de garantías se admiten en la Caja General de Depósitos?

Sin perjuicio de lo que se establezca en la normativa concreta que exija la constitución de una garantía particular, la Caja admite garantías constituidas:

  • en efectivo
  • mediante aval (de entidades de crédito o sociedades de garantía recíproca)
  • mediante seguro de caución (de compañías aseguradoras autorizadas para operar en el ramo de caución)
  • mediante valores (entendiéndose por valores, exclusivamente la deuda pública) y fondos de inversión monetarios.

En materia de contratación pública, no se admitirán las garantías en fondos de inversión monetarios.

2. Cuáles son las garantías que deben constituirse en la Caja General de Depósitos?

Las garantías que pueden constituirse en la Caja son todas aquéllas cuya normativa indique que deben quedar a disposición de los órganos de la Administración General del Estado y sus organismos públicos dependientes o vinculados (organismos autónomos o entidades públicas empresariales)

Sólo podrán constituirse en la Caja garantías a disposición de las Administraciones Autonómica y Local cuando exista un convenio que lo posibilite. Actualmente no existe ningún convenio en vigor.

3. ¿Dónde se presentan las garantías exigidas por la normativa de contratos de las Administraciones Públicas?

Todas las garantías definitivas y las garantías provisionales constituidas en efectivo se presentarán en la Caja General de Depósitos.

4. ¿Hay algún modelo de aval y seguro de caución a los que necesariamente haya que ajustarse?

Sí: 

- Modelo de aval

- Modelo de seguro de caución

Podrá descargarse los modelos en el siguiente enlace.

5. ¿Cuánto tiempo deben permanecer las garantías en la Caja General de Depósitos?

 La Caja custodiará las garantías hasta que la Administración que solicitó el depósito o la garantía expida la correspondiente orden de cancelación.

6. ¿Cómo se recuperan las garantías canceladas?

La devolución de una garantía se produce cuando ésta deja de ser necesaria para responder del cumplimiento de la obligación para la cual se constituyó. La Administración que solicitó el depósito o la garantía expedirá una orden de cancelación que remitirá a la Caja. A partir de ese momento, la Caja iniciará los trámites para devolver la garantía al interesado.

La devolución de las garantías en efectivo se lleva a cabo mediante transferencia bancaria la cuenta designada por el garantizado.

Los avales, seguros de caución y los certificados de inmovilización de deuda y fondos de inversión se retiran en la oficina de la Caja en la que se hubieran depositado.

7. ¿Pueden las garantías ser objeto de embargo judicial o administrativo?

Pueden ser objeto de embargo judicial o administrativo los depósitos de libre disposición o las garantías en efectivo, una vez que han sido canceladas por la Administración que la solicitó.

8. ¿Pueden incautarse las garantías constituidas en la Caja?

Sí, según el procedimiento establecido en el Reglamento de la Caja General de Depósitos.