El tesoro

Es el emisor de los valores de Deuda del Estado y como tal es el encargado de:
 

  • 1. Elaborar el calendario de subastas
  • 2. Convocar cada una de las subastas, fijando el cupón anual de los bonos
  • 3. Resolver las subastas, determinando el volumen a emitir y el rendimiento de los valores


 Su papel en el Mercado de Deuda consiste fundamentalmente en cubrir las necesidades de financiación del Estado al menor coste posible manteniendo un nivel de riesgo limitado.

 Sus principales objetivos son:

1. Conseguir flujos de financiación estables. Para ello:

  •  Establece un ritmo de emisión conocido y estable con anuncio de los objetivos de colocación.
  •   Controla el riesgo de refinanciación con emisiones a medio y largo plazo.
  •  Asegura la transparencia informativa mediante la elaboración de calendarios de emisión y la comunicación de las estrategias de financiación a llevar a cabo.
  •   Suaviza el perfil de vencimientos mediante políticas de canjes y recompras.


2. Reducir el coste de la financiación. Para ello tiene la capacidad de gestionar su deuda a través de:

  •  Políticas de emisión a lo largo de la curva.
  •   Políticas de recompras.
  •  Operaciones de swaps de intereses.



3. Mantener un adecuado grado de liquidez en el mercado

  •  Aumentando el tamaño de las emisiones por encima de los 10 millardos de euros.
  •   Canjeando y recomprando emisiones poco líquidas para concentrar las referencias de deuda en un número reducido.


4. Ofrecer a los inversores instrumentos financieros atractivos


 Adapta los activos emitidos a los intereses de los inversores (strips , obligaciones a 30 años, líneas de crédito movilizables con Letras del Tesoro, etc.).